Perfil Prenatal

Una vez que llega la gran noticia a nuestra vida de convertirnos en madres inicia la ilusión y espera de nuestro futuro bebé, pero también comienzan las incógnitas y dudas del estado de salud de nuestro hijo o hija, por ello es significativo las primeras 10 semanas de embarazo recurrir a una consulta ginecológica para evaluar de manera integral la salud de la mamá y del bebé en camino. Su médico ginecólogo hará una evaluación que abarcará desde su historial clínico, antecedentes del padre, realizará un estudio físico y le enviará unas cuantas pruebas de laboratorio vitales para el monitoreo de salud de ambos.

Actualmente una pequeña muestra de sangre y orina dan información útil, siendo los análisis de laboratorio esenciales ya que permiten un correcto abordaje de complicaciones en caso de detectarse alguna anomalía en el proceso de gestación.  Por ello, se aconseja a todas aquellas mujeres en estado de embarazo ya sea de riesgo o no, conocer un poco de las pruebas de laboratorio que Laboratorios Páez proporciona para el cuidado y monitoreo de su salud.

Los análisis de laboratorio frecuentemente solicitados por los médicos inician desde un hemograma completo, cuya función es dar a conocer si la madre padece anemia de distintos orígenes;  como sucede con la anemia ferropénica ocasionada normalmente por deficiencia de hierro, otras anemias por deficiencias de ciertas vitaminas como vitamina B12, ácido fólico y otros factores, otra utilidad del hemograma completo es la de proporcionar información útil en cuanto a problemas de sangrado, alteraciones crónicas, infecciones generales de diversos orígenes, ya sea bacteriano, parasitario, viral entre otros.

Otra prueba de gran relevancia es el examen general de orina también llamado EGO, funciona para valorar posibles infecciones de diversos orígenes siendo bacteriano el más frecuente, el EGO permite comprobar si hay sangrado, establecer presencia de glucosa, cetonas, urobilinógeno, nitritos, proteínas entre muchas más, funcionando como un espejo del funcionamiento renal a grandes rasgos. Dentro de este análisis también se va a evaluar cantidad de células epiteliales, presencia de filamento mucoso, sedimento amorfo, cristales y cilindros (toda esta información muy ventajosa), muchas veces cuando el microbiólogo analista observa aumento de bacterias en orina, recomienda realizar un urocultivo.

La función básica del urocultivo es la de identificar la bacteria asociada a infecciones de tracto urinario, siendo ocasional en mujeres en estado de embarazo y así poder realizar un antibiograma también como sugerencia para que el médico recete un antibiótico eficaz que elimine por completo la infección urinaria, salvaguardando la seguridad del feto. Es importante aclarar que la toma de las muestras de orina se recomienda extraerlas estando aseada, preferiblemente recién bañada, siendo necesario descartar la primera porción de orina y así como es necesario depositar la muestra en un frasco de orina estéril, que el mismo laboratorio puede proporcionar días previos o el mismo día que se desee hacer este chequeo.

En algunos casos que la madre en período de gestación tiende a padecer lo que se conoce como diabetes gestacional, dicho padecimiento es posible diagnosticarlo realizándole a la futura madre una glucosa en ayunas (la madre debe tener un ayuno de 8 horas, máximo 14 horas), en ocasiones el médico de cabecera recomienda efectuar una curva de glucosa a la madre en aquellas pacientes cuyas glucosas en ayunas están por encima del límite normal (100 mg/dL), en estos casos a la madre una vez tomada la muestra en ayunas se les administra vía oral una bebida con un líquido de glucosa de sabor fuerte y dulce con una carga previamente establecido (puede ser carga de 50, 75 o 100 gramos de glucosa, esto lo indica el médico) y se va tomando una pequeña muestra de sangre cada hora, con esto se busca verificar si el metabolismo de la glucosa en la madre funciona correctamente comparándolo con resultados estandarizados.

Se recomienda, en todo ese tiempo de toma y extracción de muestras que la madre embarazada no ingerirá ni beba ningún alimento, por lo que se pide en los laboratorios que estas pruebas se hagan temprano, para proteger la salud de la madre y del bebé y no someterlos a largos periodos de ayuno.

En cuanto a los estudios de inmunohematología, es normal que a la futura madre se le solicite una prueba para verificar su tipo de sangre o grupo sanguíneo (principalmente grupo ABO y Rh), y a su vez las pruebas de Coombs que consientan identificar alguna posible incompatibilidad a futuro entre mamá e hijo.

También es importante hacer otros análisis serológicos a la madre que abarca desde pruebas de Hepatitis, herpes tanto I como Herpes II, Virus de inmunodeficiencia humana (VIH), Citomegalovirus (CMV), Toxoplasma, Sífilis (VDRL) entre otros. Muchas veces el medico ginecólogo lo envía con las siglas TORCH.  Siendo la T para el protozoario llamado Toxoplasma gondii, que ocasiona la infección denominada como toxoplasmosis congénita (TC), esta es una enfermedad poco frecuente. Sin embargo, sus graves consecuencias en algunos niños hacen que sea motivo de interés y preocupación por parte de obstetras y pediatras.

Con estos análisis anteriormente citados se puede valorar que ninguna infección producto de diversos microorganismos como virus, parásitos y bacterias vayan a afectar el desarrollo apropiado del feto, así como comprometer la salud de la madre en caso de una primo infección o reactivación de cualquiera de estas infecciones que ocurre en pocos casos.

Actualmente, existe una gran gama de pruebas que funcionan para monitorear el desarrollo del feto siendo estas las vitales en los primeros trimestres de gestación, sin embargo, con el cuidado de su médico ginecólogo y su laboratorio de confianza podrán sobrellevar este proceso mágico de maternidad cuidando de la mejor manera su salud y la del bebe que está en camino.

 

  • Cofre, Fernanda, Delpiano, Luis, Labraña, Yenis, Reyes, Alejandra, Sandoval, Alejandra, & Izquierdo, Giannina. (2016). Síndrome de TORCH: enfoque racional del diagnóstico y tratamiento pre y post natal. Recomendaciones del Comité Consultivo de Infecciones Neonatales Sociedad Chilena de Infectología, 2016. Revista chilena de infectología33(2), 191-216. https://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182016000200010
7 junio, 2021 Sin categoría
About Oscar Rodríguez

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a conversación